Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

lunes, 31 de diciembre de 2007

La atracción



Con un sentido inapreciable
estudio sin advertirlo el tiempo
donde invade tu influencia;
alentando conspiraciones y
derribando soledades con vestigios
que emergen de tus labios, y
de los desniveles que tu piel
decora sinuosamente entre
emocionadas manos sudorosas.
Hospiciana sin límites,
insondable edén de instintos.
Caes en la noche con tus formas
aún tentadoras, inconsciente
de la lava que provocas, de la
energía que la vida desperdicia
en intentar fecundar tu imagen
difuminada y sin solidez.
Todo me conduce hasta la
incertidumbre de ese lugar y de
ese instante; sin entradas y sin
salidas, sólo tú, oscuro amanecer,
agua que arde desde mis ojos
hasta tus pies de miel venenosa.



                                                                                               campamentos Madrid
                                                                                                                       amplificadores
                                                                                                                    radio chat gay

jueves, 27 de diciembre de 2007

Ricardo Neftalí recita a Pablo Neruda

Feliz año 2008 a todos. Que os colme de inspiración e ilusiones satisfechas. Que la pasión os persiga, y el amor que repartís os delate y os defina.

De vez en cuando necesito salir corriendo a mi interior, olvidarlo todo, rodearme de quietud y de silencio, para simplemente refugiarme de mis delirios y descontaminarme en la génesis de mis palabras, y eso es exactamente lo que hago cuando escucho esto.
Gracias por descubrirme, en su día, un nuevo mundo. oigan al maestro:

lunes, 24 de diciembre de 2007

Un cortijo andaluz: Gumersindo el porquero (I)



Como todas las mañanas el perro del porquero entraba con autoridad y desparpajo al patio del cortijo precediendo a su dueño. Accedía a través de la puerta trasera de una antigua cuadra, cuyo uso había quedado relegado a almacén de suciedad y oasis de porquerías, madriguera de todo tipo de roedores e insectos, y museo arqueológico para una multitud de aperos de labranza olvidados.
Era un animal descomunal, con modales compulsivos y unas fauces más propias de un cocodrilo gigante del Nilo. Se rumoreaba que nunca había atacado a ningún ser humano, pero nadie someramente sapiens se permitía el lujo de no perseguir el misterio de su trote cochinero mientras merodease a su alcance, con opciones matemáticas de sorprenderle. Incluso con su amo presente, imponiéndole cordura con su presencia venerable y sosegada, la mayoría seguíamos de reojo el deambular de ese animal casi mitológico.
Buenos días señores, dijo Gumersindo llegando a la estela difuminada y sobrenatural de su perro. Buenos días tenga usted, contestaron al unísono el maestro cocedor de aceitunas y el almacenero. Después del ineludible saludo siempre quedaba en el rostro del porquero una expresión de niño travieso que estaba a punto de desvelar a su pandilla un fantástico secreto; he visto a escondidas a mi vecina de veinte años, estaba desnuda en la bañera, está muy buena pero algo loca porque se decía a sí misma como una poseída; sigue sigue, así así, mientras el agua rebosaba como hirviendo, y las olas en todas direcciones emitían quejas de espectros lamentándose...

jueves, 20 de diciembre de 2007

Paco de Lucía. Concierto de Aranjuez

Quiero comenzar con este vídeo lo que intentará abrirse paso en este blog como una nueva sección, se llamará “Andaluces universales” y su intención será la de reconocer y homenajear a esa inagotable fuente de artistas que tienen a Andalucía como influencia o referencia en sus venas.
Quizá hubiese sido más apropiado poner un villancico, pero al final he optado por el famoso concierto de Aranjuez del maestro Joaquín Rodrigo, interpretado por el Dios de la guitarra flamenca Paco de Lucía. Supongo que puede haber instrumentistas más virtuosos, solistas con más sentimiento, flamencos con más duende, y genios con más arte. Pero yo no conozco a nadie que reúna todas estas virtudes a un nivel tan sublime.
Algo mágico y entrañable para esta navidad, déjense hechizar:



lunes, 17 de diciembre de 2007

Los inmortales



Hace apenas unas horas
yacíamos mortecinos;
abandonados a nuestra suerte
como las olas a la perturbada luna,
plagiando vidas y almas de desconocidos,
ocultos entre opulentos e indigentes.
Y ahora, en este fugaz claro de tiempo,
prófugo de lo miserable, nos consumimos;
del sometimiento y la desidia caímos
en un holocausto de sabores impíos
y pieles dilatadas, al frío desde el calor,
y a las risas por el lamento.

Amor, sometamos la eternidad
al servicio de esta vorágine,
mengüemos el infinito hasta
conseguir ser inmortales,
desnudemos lo invisible para
perdurar en la noche y el silencio
a gritos indescifrables.

Hidra insaciable de fuego te imaginé,
cuyo único objetivo eran mis lavas;
sin pensar, sin saber, a costa de todo,
como si nada más te pudiese
mantener con vida.

Oremos a este momento,
idolatremos este instante,
creemos un nuevo Dios
que justifique el no salir nunca
de tu sed y de mis fuentes.

jueves, 13 de diciembre de 2007

Las telarañas del tiempo



Merodeo huidizo tu pensamiento
entre telarañas de tiempo indolente.
Aún maltrecha de asimilar, sin droga
alguna, esa sarta de días sin propósito,
conservas en ensangrentadas ascuas
tu génesis salvaje, sepultada bajo
malditos rituales rutinarios.


A veces desgarras iracunda tu alrededor,
tus ojos insultan la cercanía del horizonte,
y tus manos arañan paranoicas las horas
clonadas que nos invaden por designio supremo.


Y me consumo ante tus súplicas silenciosas,
ardo vilmente cómplice de tu resignación.
Déjame al menos alistarme a tus filas;
secuestraré mil y una noches, suplantaré
a príncipes de todos los colores, conquistaré
Macondo y la Atlántida para suplir
con la palabra, los placeres que hasta ahora
no he logrado erigir en tu mirada.

lunes, 10 de diciembre de 2007

Negras horas



Eres la llama de un papel;
breve alegría que muere
súbitamente.
Enojada, como olvidada
de repente por todos.

Eres la lluvia andaluza de verano;
polvorienta, sofocante e inesperada,
dominante y acaparadora, todo
lo condicionas cuando apareces.
Arrecias y escampas como un niño;
que admirado ríe, y
olvidado
llora.

Las horas de los días que matamos,
que dejamos pasar sin intentar
apenas sobrevivirlas, se tornan plácidas
camas negras; que ofrecen confortables
olvidos,
sueños de seda suicidas, y
sábanas blancas de abandono.

Intentaré arrancarte,
en pedazos si es preciso.
Arrojaré por el balcón las dudas
que mullen tu almohada.
Abatiré a los cuervos que anidan
junto a ti, tú no los ves, pero
devoran mis ojos cuando observo
tu ternura, tu alma errante, tu
piel contenida, todo tu ser renegando
de los sentidos.

En esta noche, como en tantas otras,
las negras horas, aquellas que matamos,
vuelven con ánimo de venganza,
ocultando albas, silenciando versos y
devorando esperanzas.

viernes, 7 de diciembre de 2007

CURRICULUM SPAM



¡Hola! ¿Qué tal? Me llamo APOCALIPSIS, y ustedes seguramente no. Nací, viví y vivo en el PLANETA TIERRA, exactamente en la parte no anegada. Tengo la edad justa que se determina de sumar cada año que he vivido desde que mi madre me dio a luz, hasta ahora. ESCRIBO desde que aprendí, hace ya cientos de miles de palabras. No he colaborado nunca en ningún proyecto, ni he ganado jamás concurso alguno, no he obtenido premios literarios, ni he acertado más de cuatro en la primitiva. Tengo la suficiente vergüenza para no hablar de mi experiencia profesional, y la razonable sinceridad para no intentar hacer creer que recuerdo algo de lo que estudié. Mis aficiones son hablar a solas con el SILENCIO, y que ELLA me adivine SIN PALABRAS.
Si hay algún lugar donde me puedan llegar a conocer de una manera menos infiel, ese es EL FIN DE LOS TIEMPOS. Un blog que recibe regularmente todos y cada uno de mis devaneos, principalmente con la literatura y el cine. AMÉN

lunes, 3 de diciembre de 2007

Tu espalda equina

Delimito tu indómita espalda
con promesas paganas;
arrastrando mi epiléptica cara
colapsada de redentoras súplicas
y alabanzas desde el cuello hasta
donde mi pobre maleabilidad y tu
asilo me abandonan, y raudo vuelvo.
Acompaño celosamente el aquelarre
de instintos y promuevo con mis manos
simbióticas el inquisidor vaivén
de tu cintura diabólica y equina.
Y dosificamos caóticas cadencias
y cantos de agónica belleza de asfixia.
Tu cabello enreda el aliento que
vertiginosamente desalojo por tu boca
de un irascible impulso glúteo.
Tus manos de águila aferradas al
retorcido prado blanco que a gatas
apenas recorremos, erigen de nuevo
tu frente y tomas con el ímpetu de
un náufrago desahuciado el aire
amalgamado de histéricos perfumes
que otra vez me retroceden.
Y caigo muerto para siempre
sobre el hálito divino de tu
reavivadora y convulsa espalda.

Related Posts with Thumbnails