Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

jueves, 20 de junio de 2013

La vida que nunca hemos tenido


 
¿Cuántos de ustedes han barajado seriamente la posibilidad de estar bajo los efectos de una hipnosis colectiva, de formar parte de un experimento como Matrix o Dark City. Quizá seamos los juguetes de aviesos seres keplerianos, o de licenciosos dioses olímpicos. Piensen en ello cuando vayan en el coche, a una hora indecente de la mañana, bostezando, maldiciendo su suerte, camino a un trabajo que los sodomiza. Si es uno de los privilegiados que disfrutan con su vida laboral, piensen en los que mueren en un accidente plagado de fatídicas coincidencias, o afectado por una enfermedad súbita e inmisericorde, o por hambrunas, o por guerras de intereses… Lamentablemente hay tantas posibilidades…

Pueden estar seguros de que hay algo más allá de lo que imaginamos, hasta el punto de que nadie lo reconoce. Somos víctimas del azar más cruel que pueda merodear a una forma de vida. Nuestro cuerpo es incapaz de adaptarse a una inteligencia de doble filo que avanza frenéticamente hacia lo que ojalá supiéramos. ¿Somos Neos de carne y hueso en un estado de semiinconsciencia inducida? Si no puede contestarnos una voluptuosa Tríniti —o Neo según el género del lector— que, al menos, algún piadoso Morfeo nos revele la clave para respetar la vida cuando un niño muere de cáncer. No espero, por supuesto, que todo posea una lógica armónica o bondadosa pero, me gustaría tanto entender, razonar, comprender por qué ha de ser así.

Comencemos una nueva era, escribamos como terapia, como ruego, como exigencia: queremos que nos devuelvan la vida que quizá se nos haya brindado pero que jamás hemos vivido. Sí, esa que todos desaprovechamos pero, ¿a qué, a quién, a quiénes dirigir nuestro ánimo de saber, de asumir, de concebirnos hijos dignos de lo que somos con el resto.

Entre todos hemos de averiguarlo… ¿Tú qué piensas?

 

1 comentario:

  1. creo que eres un poeta, un bohemio como yo, hemos de seguir vagando y divagando dentro de lo recóndito de la mente y del alma, pues yo como tu creo que somos protagonistas sin saberlo en un escenario majestuoso y que pudiendo interpretar mil papeles solo interpretamos uno el de la vida; considero que tu al igual que yo y al igual que Zaratustra iremos lamentando tener dentro de nosotros el manantial del saber, del conocer sin siquiera poder plantear a otros nuestro sentir, pues si bien es cierto que escribir es nuestra catarsis, nuestro alivio para el atormentada alma atribulada por el devenir de la vida, también es cierto que pocos pueden entender la melancolía, el sentir de nuestros esqueletos que habitan dentro de nosotros y que de cuando en cuando salen a refrescarse con nuestros pensamientos, te admiro quien quiera que seas pues tu modo de pensar es igual al mio o al menos muy parecido,eres fantástico. considérame tu asidua seguidora, julia miguelena

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails