Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

sábado, 19 de diciembre de 2015

Los mártires





Nunca nos precede menos futuro
Que cuando ejercemos de mártires;
Jamás prescinde tanto el deseo de la belleza
Que al dogmatizar nuestras dudas.
El interés que nos exaltaba hace un lamento
Se ha vuelto a transformar en ese gusano
Que devora el tiempo sin encontrar la salida.

Desenredarnos será o no será, pero ha ser…

lunes, 14 de septiembre de 2015

The Promised Time (II) -El Tiempo Prometido-

De nuevo aquí, dispuesto a seguir descubriéndoos el tiempo donde vivo, el lugar que os espera. He de reconocer que al mundo actual, lo que es el futuro para muchos de vosotros le falta bastante emoción. Es seguro, cómodo, infinito en posibilidades de conocimiento, arte, y formas de entretenimiento pero todo es tan perfecto, tan encasillado de una forma matemática, nada sorprende, nadie nos asombra porque sabemos que casi todo es posible, con el tiempo todas nuestras expectativas se van cumpliendo y el espacio para los milagros y las casualidades se ha reducido exponencialmente. De ahí que una de las diversiones que causan ahora furor sea un juego que propone una arriesgada misión en el pasado mediante un sueño inducido. Pero tranquilos, no tiene nada que ver con Matrix o Arcadius —aunque no sé si esta última se ha estrenado aún—, la experiencia nunca deja de ser un sueño, no te puede pasar nada físico lejos de valores normales de emoción, miedo y placer, incluso nos monitorizan para que ninguna de nuestras constantes vitales corran peligro en algún momento.
Siento especial debilidad por el año en que vivís, yo nací en octubre de ese año y por ello estudio con pasión la primera mitad del siglo XXI. Eso me ha ayudado a ser uno de los mayores expertos en vuestra época y me he atrevido incluso a ponerme en contacto con ustedes para acabar, como diríais ustedes, de rizar el rizo, los que fuisteis en su momento mis coetáneos.
Sé que tendréis miles de preguntas referentes a mi tiempo y, sobre todo, a la posibilidad que tendría cada uno de vosotros de alcanzar el “Tiempo Prometido”. Es normal, intentaré explicaros lo máximo posible sin interferir demasiado en el lógico devenir de los acontecimientos. Como ya os he dicho esto puede ser así por la escasa difusión que todos esperamos que alcance este aparente relato fantástico.
Así que os ruego que no divulguéis demasiado esto que os digo. Lo deseable sería crear una comunidad para que entre todos hablásemos del hoy y del mañana, del ahora y de los sueños, del amor y el odio en el paso infinito de los años, en definitiva, de tantas cosas creo que interesantes para ustedes y para mí, sí, también para mí, añoro tanto la inocencia, la imaginación de cuando todo está por llegar, la ilusión por alcanzar las metas cuando el tiempo condiciona de una forma coagulante...

viernes, 11 de septiembre de 2015

El Tiempo Prometido (I)


En el 2050 murió el último ser humano sin deseo de hacerlo. Eso significa que todos hemos alcanzado como mínimo los quinientos años. Los avances científicos lograron hacer frente a toda amenaza y deterioro de nuestro organismo físico.
Una sociedad sana y estructurada en la que no faltan detractores y arrepentidos, una ingente multitud de enfermos mentales y una legión de inmóviles: gente que con lo que sabían no sabían que querían hacer en este presente con sus vidas y entran en un estado de semiinconsciencia existencial, la mayoría propicios candidatos a la muerte deseada: la única oportunidad para que las parejas pudieran optar a tener un hijo era conseguir a alguien dispuesto a morir voluntariamente y para siempre, la copia de seguridad de su mapa genético y de su cerebro se destruirían. La muerte definitiva en estos tiempos no consiste solo en un encefalograma plano, hay que rematarlo con el borrado total de datos identificativos que todo individuo tenía como derecho fundamental para poder revivir llegado el momento.
Ya sé que estaréis pensando que esto es una especie de relato de ciencia ficción contado deshilachada y abruptamente por alguien que quiere material para rellenar entradas de blog y páginas de facebook, pero no es así, y antes de terminar de escribiros esto os habré convencido de que lo que os cuento, al menos, puede ser cierto.
Esto de desvelaros la verdad de lo que algunos llegaréis a vivir está totalmente prohibido como ya habréis supuesto, pero como tengo la seguridad de que estas revelaciones no llegarán a tener una gran relevancia estoy seguro que pasará inadvertido para los controles que supervisan el intrusismo temporal. El castigo es la deportación al año donde se haya interferido sin garantías de alcanzar de nuevo este tiempo conocido como “Tiempo prometido”, Aunque sigamos sin saber aún quién nos lo prometió y por qué…

 Hasta pronto, tatarabuelos

viernes, 21 de agosto de 2015

Sexo en los Alcores (Introducción)

Sobre las nueve y media de la mañana las tres Marías llegan a casa de M. Águila después de dejar a los niños en el colegio y de charlar un rato en la puerta con sus homólogas. Cada día lectivo desayunan en casa de una de ellas por solidaridad con el resto de madres que puedan estar, en mayor o menor medida, y aunque no lo reconozcan, sumergidas sin oxígeno en plena crisis económica... Lo que ahorran por no desayunar en un bar —pudiendo hacerlo— lo donan al AMPA para ayudar a financiar las actividades de los niños cuyas familias no cuentan con la suficiente solvencia económica.

 Las tres madres son también amigas desde la infancia y comparten además de su pasión por hablar, comprar, y reflexionar en el desayuno, muchos de los problemas, esperanzas y delirios de una, cada vez más, coagulante cotidianidad… 

 Síganos en Facebook

Síganos en Facebook

viernes, 31 de julio de 2015

Sexo en los Alcores (V)


M. Remedios.—Tiene que habeh una fórmula pa combinahnoh, tiah. Yo no soy mu lihta ni mu culta pero presiento que to en la naturalesa y en nosotroh puede y debe aspirah a la armonía, quizá a una rasonable felicidah del to dehconocia poh nosotrah. No sé, puede que alcanzah la plenituh no consista en nada de lo que hayamoh aprendio o visto. Por ejemplo, es solo un ejemplo, ¿vale? ¿Qué pasaría si una de nosotras propusiese al resto un intercambio de parejah?, entre nosotrah, claro.
Un silencio atronador se apoderó de la mesa de desayuno y del resto del universo que orbitada ahora a su alrededor. Las amigas de Remedio permanecían absortas pensando mientras miraban el fondo de la taza de café como buscando adivinar que era lo más adecuado decir en ese momento: la verdad, lo correcto, o la duda que impregnaba a cualquier opción.

M.Alcor.—Ya que hah tenío el valoh de planteah esa pregunta voy a intentah seh lo máh sincera posible. La verdah es que he fantaseado muchah veceh con esa posibilidah, es máh, haciéndolo con amigos como nosotroh creo  que accedería sin temeh demasiadah secuelah sicológicah pero, de lo que estoy también casi segura es que eso acabaría de una forma apocalíptica, máh temprano que tarde, con nuestra relación de amistah. Todo terminaría convirtiéndose en sospechah, en dudah y en hipocresía...

M.Águila.—Yo también lo he imaginao alguna veh pero ni tan siquiera estoy segura de que diera el primeh paso. No es por egoísmo pero nadie se conoce como uno mihmo y sé que para mí no significaría nada, al menos al principio. sin embargo no ehtoy dispuehta a correh el riego de que para él si lo fuera. Me aterra la posibilidad de que descubra a alguien que le resulte, por lo que sea, mucho máh especiah que yo. Ademáh, confieso que en el sexo ese hecho sería relativamente fácih que ocurriera.

viernes, 10 de julio de 2015

Sexo en los Alcores (IV)


M.Águila.—Treh orgahmoh de una mihma ehtacá, ¡qué barbaria! De esa faceta de tu mario ni teníamoh noticiah ni lah esperabamoh ya. Nada "SuperPaco" a pertih de ahora, se lo ha ganao el machote...
M.Alcor.—¡Ojalá hija! Eso ocurre de higo a breva, y nunca mejoh dicho lo del  higo olvidao, en el rehto de aventurah pornoh casi me duermo de aburrimiento. Despuéh de tanto tiempo juntoh aún no sé que es lo que desencadena ese ardiente y arrollador amante, y sigo sobrellevando, día a día como Rambo, al soso y rutinario de mi marío.   
M.Remedios.—Tía po teníais que hablahlo, tú imagina que haya algo en ti o algo que tu haceh o le haceh que lo pone como una moto con sidecah, y que a ti no te cueste trabajo ninguno hacehlo. quisá sea una falda, o un gehto de agacharte o como te pintah un día concreto. Seguramente llevéih veinte añoh haciendo el gilipollah, haciéndolo menoh que loh ropeh simplemente poh no atreverse a hablahlo tía.
M.Alcor.—Siempre habla un cagao... Eso eh mu fácih decihlo, Reme. Seguro que a ti también te gustaría hablahlo con Fehnando pero nunca es un buen momento por algo, o por toh.
M.remedios.—¿Y por qué sera eso tía? Parece mentira que todavía tengamoh es pudoh a hablah de sexo, como cuando éramoh adolehcenteh...
M.Águila.—El pecao noh sobrevuela omiah. Nuehtra educación fue bahtante retrograda, reconohcámohlo. Ademáh, que levante la mano quien no solo quiera hacehlo mejoh, también mucho máh a menuo. Lah mujereh queremoh lo que queremoh y loh hombreh otra cosa casi diferente, aunque acabemoh iguah, estoy hablando en generah, claro. Despuéh hay de to claseh bichoh por el mundo.

martes, 23 de junio de 2015

Sexo en los Alcores (III)

M,Águila.—Menoh mah que juramoh que de aquí no podía salih na, porque menuah soih ustedeh para hablaroh de gustoh sexualeh... Ahora que la Remedioh ha abierto la caja de la Pandora voy a confesaroh un secretillo guarrindongo, A mi Jesúh y a mí nos gusta... mirarnoh en un espejo mientrah lo hacemoh...
M.Remedios.—Po valla tontería, no es precisamente algo inconfesable, eso en sexo es de lo máh normah que se despacha, Águila, no creerah que hah inventao el kamasutra del siglo veintiuno...
M.Alcor.—Es que no era eso lo que noh iba a confesah, no veh que ha dudao y al finah ha dicho lo primero que se la venío a esa mente reprimía. Sa rajao como una sandía maura la tía, venga mujeh, que hay confianza, desinhíbete.
M.Águila.—Da mieo hasta el punto en que nos vamoh conociendo tíah... Bueno, que hemos lograo darnoh un beso negro haciendo el sesenta y nueve, yastá, ya estaréih contentah so salíah, que soih unah salíah de boquilla. 
 M.Remedios.—¿En serio? Nosotros, a petición mía, claro, lo intentamoh una veh pero, como Fernando es menoh flexibleh que el cristah, fracasamoh, no ha querido intentahlo mah ni yo se lo he pedio de nuevo, con ese pubih como escayolao que tiene seguro que volvemoh a quedarnoh cortoh, y no está la cosa pa malgastá intentoh de practicah cosah nuevah.
M.Alcor.—Vaya doh obsesah con lah que me junto yo. Al lao de vosotrah la rubia de sexo en Nueva Yoh es Sor Citroën. ¡Cacho perrah!
Pero ya que estamoh echándonoh este pulso dionisíaco he de admitih que Paco, cuando está inspirao, no mah de doh o treh veceh al año, es capah de hacerlo doh veceh en la misma metía, la segunda es el milagro con el que alcanzo hasta treh alucinaciones espasmodicah, una locura orgásmica sin medía ni controh que me hace creeh en Dioh, la Virgen y todoh loh apótoleh y angelitoh que pululan por el cielo...

jueves, 11 de junio de 2015

Una tregua

Una tregua. Un día libre y nublado donde corre una ligera y fresca brisa. Todo parece estar en calma ahora que escribo esto, como un paréntesis en un infierno por fascículos. Miro por la ventana buscando más allá de las antenas y los pisos y solo veo nubes amenazantes que ocultan tu pelo, tu espalda, el movimiento de tu cintura al unísono con el único reducto para mi cordura y mis anhelos... En fin, una jornada de reflexión antes de volver al caos de los horarios, los coches y el  trabajo, todo ello sazonado con el calor inquisidor de Sevilla... 
Qué sería de mí sin esta fe inquebrantable en los milagros...


lunes, 1 de junio de 2015

Sexo en los Alcores (II)


...Ademáh, ¿a qué viene hablah tan temprano de sexo? —aunque el Ágila esta ya se haya pegao el lote—, hay que teneh ganah de empezah el día deprimía. No conohco a nadie casao que esté satisfecho de su vida sexuah. Unoh se quejan de la cantidah, otrah de la calidah, y bastanteh de ambah cosah. Tampoco es que conohca a muchoh solteroh contentoh del sexo pero sé que debe haberloh. Al menoh, por la cantidad, o eso, o solo follan los ricoh y loh famosoh.
M.Águila—¡Oye tú! Que comenzah el día queriéndose y lamiéndose es to lo contrario a deprimirse, por mu poco que te dure la alegría, o le dure dura... Habrá que verte a ti recién levantá diciédole al pobre Paco: “échate ya pallá que hace mucha caloh y no tengo la cabeza ni el chichi pa ná”.    
M.Alcor.—No hija no, yo soy mu fisna pa eso, yo con areccogeh un poco el culo cuando él se me presenta firme o darme media vuelta con un sutil suspiro ya tengo suficiente para que me respeten.
M.Remedios,— Pos ya ve, a mí eso del respeto y la sutileza no me pone, como dice ahora to er mundo. Yo creo que si mi Fernando me cogiera por detráh desprevenía y no atendiera a razoneh y me tumbara sobre la mesa como el cartero pesao a la Jessica Lange, lo exprimiría como una narahja washi...
M.Águila—¡Qué barbariah, que callaíto  te lo teníah Remedioh, miarma! Vamoh que te va la marcha y el poderío, ¿no? Valla hombre con la desganá, no le cabe na ni na...
M.Alcor.—Mira, mira si se ha puesto colorá y to, qué callaíto te lo teníah cacho guarra.  Me apuesto lo que quierah tia a que tu marío sueña exactamente con lo mihmo y no satreve ni a pensahlo al lao tuyo. Al finah soih doh volcaneh tragándose la lava por verguenza a escandalizá... ¡Hay que veh...! ¡Qué perdida máh grande de fuego y de alegría par cuerpo, omía!  

miércoles, 20 de mayo de 2015

Sexo en los Alcores (I)


M.Águila—¡Qué abriero boca tengo Dioh mío! Llevo to la mañana deseando volveh a la cama, y eso que na máh despertarnoh vemoh echao un quiqui. Máh relajá sí que estoy, como si to lo que ha de pasá hoy no fuese a tené mucha importancia pero, la verdá, anteh, una buena sacudía mañanera me quitaba el sueño y lah penah pa una semana, al menoh, eso creía durante un buen rato, ¿que es de lo que se trata no?, que le hagan a una creéh en los milagroh unoh díah al mes, o unah horah según lo floreao de la maniobra.
M.Remedios—Que sé yo lo que decirte, María del Águila. A mi marío yo lo tengo ya aburrío de esperáh y cuando le doy pie explota en un momento, no te voy a decí que no lo paso bien pero, de ahí a soñáh con un mundo pintao por mí... No sé quilla, no recuerdo que eso me haya pasao nunca con mi Fernando. Será que yo no llego a perder el conocimiento, o que soy una frígida esaboría... ¿Y tú qué piensas, María del Alcor? ¿Tu marío es milagroso alguna vez, me refiero contigo?

M.Alcor—Te temo cuando noh llamah por nuestroh folklóricoh nombreh completoh, María Remedios. Lo haceh cuando te poneh solemne, así que, anteh de termináh el desayuno acabaráh llorando o gritando de rabia. De cualquieh forma lamentable menoh riendo...

jueves, 16 de abril de 2015

Prosélito

No puedo evitar que un día como hoy escriba algo como esto. Y así lleva sucediéndome toda la vida, y seguirá ocurriendo... Prosélito de un nuevo propósito de existir que busca la plenitud en cada acto, en todo gesto y mirada cómplice, me hallo. Y con esto que lleva pasándome en algún momento de cualquier día quiero dar testimonio de ello. Y aprovechar que ustedes pasaban por aquí para sacar provecho.



martes, 10 de marzo de 2015

Describir

Llegada esta —quiero pensar— trascendente etapa de mi vida, en la cual, como casi todos, busco azaroso el reconocimiento de los demás haciendo algo lo suficientemente meritorio, no puedo evitar esta, no sé si patológica o común, tendencia a describir seres y cosas, de una forma más que menos ingeniosa e irónica —o al menos eso pienso y casi creo—. Creyendo quizá en la exclusiva originalidad potencial de cada punto de vista. 
Describir es el arte de demostrarle a la imaginación de alguien que solo ha de dejarse llevar, incluso que puede acomodarse y prepararse para disfrutar reconstruyendo algo que se le ofrece envuelto en un papel de regalo inaudito hasta entonces, totalmente maravilloso y personalizado para que le compense con creces sea lo que sea lo que contenga. Describir lo que es describir debería ser algo inconfesable pero, en fin... 
Al fin y al cabo estamos rodeados de arte, solo dependemos de sentirlo y de cultivarlo para poder mostrarlo con la grandiosidad que se merece. Vivir es el arte supremo aunque sea indescriptible. La vida es un álbum donde coleccionar arte y describirlo emocionado viendo emocionarse
  

jueves, 19 de febrero de 2015

Gripecito y su amigo Pablo (I) (Cuento inédito)

Gripecito es un virus niño de color naranja muy alegre. Sus papas lo tuvieron exactamente un viernes de enero por la noche en una confortable habitación entre la nariz y la garganta de un niño humano llamado Pablo. La familia de Gripecito es muy grande, tiene tantos hermanos que aún no los conoce a todos, se podría decir que son muy felices porque pasan todo el tiempo bañándose en mocos, enjuagándose después en saliva, colonizando pituitarias, viajando hasta la boca para jugar al escondite entre los dientes y saltar hasta no poder más sobre la lengua, siempre terminan deslizándose por el vertiginoso tobogán de la tráquea antes de volver a casa como experimentados escaladores de gargantas.

Toda la familia se encontraba reunida para cenar el domingo, sus padres, conscientes de que más pronto que tarde los expulsarían violentamente al exterior estampándolos en una fría baldosa o en un pañuelo de papel que terminaría en el cubo de la basura o, peor aún, atacados sin piedad por los soldados anticuerpos del joven humano, decidieron prepararse para explorar otros mundos y cambiar de casa aprovechando un ataque de tos de Pablo —el ataque de tos era más controlable que un imprevisible estornudo a propulsión—. Era una tarea muy arriesgada, heroica incluso, habrían de espera el momento idóneo, justo el instante en el que Pablo estuviese rodeado de otros niños, por eso el colegio era el lugar perfecto. Tendrían que descender a la boca y colocarse justo en la punta de la lengua y esperar ahí hasta que el niño tosiera. La punta de la lengua era el lugar más incierto para cualquier tipo de virus, desde allí, con suerte, podrían alcanzar a otro humano en el que vivir un tiempo confortablemente pero, si cometiesen el más mínimo error desaparecerían olvidados y hambrientos en una desangelada pared o aplastados en un inhóspito suelo de tierra o de cerámica. 

Dibujo: Pablo
Texto: Papá de Pablo


domingo, 15 de febrero de 2015

Ha llegado el momento de compartir "Cuentopoemas"

Ha llegado el momento de compartir lo que sea esta página. Cuentopoemas ni fabrica ni vende estos productos, simplemente los diseña.
Sé que no son baratos pero...No hemos encontrado otra forma de hacerlo.
Espero que sean de vuestro agrado.



La belleza siempre tan ambigua
excepto entre hilos de saliva.

La verdad tan austera como nunca

por los arrabales de la cordura.
Y lo que soy nunca encuentra
un lugar sereno dentro del tuyo.
La maldición de matarnos y
resucitar sin remedio, y sin saber
por qué, nunca escarmentamos,
es la única locura sensata
que conocemos para perdurar
 (Antonio Ruiz Bonilla)


lunes, 2 de febrero de 2015

Lecciones para niños sobre animales: El gorrión

Lecciones para niños sobre animales:

El gorrión

El gorrión común es un ave o pájaro pequeño de la familia de los paséridos —paséridos o passeridae es la familia a la que pertenecen todos los tipos de gorriones que existen—. Todas las aves son ovíparas, eso significa que las crías no nacen de la barriguita de sus mamás sino de los huevos que éstas ponen después de que los de sus papás las dejen preñadas. Los pollitos, que suelen ser unos cuatro, rompen el cascarón del huevo y empiezan a piar a sus madres para que les den de comer. No toman leche como nosotros los mamíferos, comen lo mismo que sus padres pero en trocitos pequeños o papillas. Las aves más famosas son las palomas de los parques, el búho de los magos, y el cuervo malo de las pelis y, por supuesto, las cigüeñas porta bebés y los gorriones, a los que les gusta vivir cerca de nosotros los humanos, como a las ratas de ciudad, a las cucarachas de ciudad y a los perros abandonados o callejeros de ciudad. La cría de gorrión se llama gurriato pero antes de internet todos la llamábamos gorrioncito. Los pájaros crecen muy rápido, por ello no paran de comer mientras están despiertos. Como el gorrión es diurno come durante todo el día. Son omnívoros como nosotros, así que comen casi de todo  y sus papás no paran de llevarles al nido semillas, insectos, pan de hamburguesa y gusanitos vivos o de maíz en bolsa. Al contrario que los gorriones hay otros pájaros que son nocturnos, así que duermen de día y comen de noche como el búho y la lechuza; otros solo se alimentan de insectos como las golondrinas, o de semillas como los canarios o los jilgueros.
Estos pequeños pájaros viven unos ocho años en libertad y, al menos, trece si le obligamos a ser nuestras mascotas. El gorrión es de color pardo con manchas negras y rojizas, el macho es un poco mayor que la hembra, además tiene unas plumas negras debajo del pico en forma de babero. Son sedentarios, lo que significa que viven en el mismo lugar durante toda su vida. Defienden con mucho valor sus nidos y a sus crías alternándose ambos en el cuidado de su casita y en la alimentación de sus hijos. Cada año pueden tener una pareja diferente pero mientras sus crías les necesiten no se divorciarán jamás.
Las aves o pájaros son descendientes de los dinosaurios. Poco a poco fueron perdiendo los dientes y le crecieron plumas y alas para poder volar por el aire. Así podían escapar del resto de dinosaurios y atrapar a sus presas rápidamente cayéndoles desde el cielo como malvados ángeles.
Los gorriones son muy inteligentes. Pertenecen al grupo de animales que seguramente sobrevivirían en caso de haber un desastre natural en la tierra, junto a las ratas, las cucarachas, y seguro que a algunos seres humanos a los que no les afecten demasiado los desastres ni las miserias.

Si algún día veis a un gorrioncito en vuestro pueblo o ciudad que aún no vuela y que ha perdido a su madre, cogedlo, alimentadlo y en cuanto vuele, dejadlo libre para que pueda tener familia y hacer que los dinosaurios sigan dominando el cielo como antes la tierra.  

sábado, 31 de enero de 2015

20 espectaculares vestidos hechos con libros

Señorita, además de encantadora es usted muy interesante, ¿me permitiría leerla?

Érase una vez

jueves, 22 de enero de 2015

Aquí

Aquí todo es inocente y sugestivo,
como si el resto hubiese sido
creado por aviesos dioses ajenos.

Aquí se es sin temer transcurrir,
siendo fin sin origen ni decadencia.
Estar es imprescindible y apenas
importa.

No sentir, ahora, mientras tu sonrisa
ensombrece cualquier sombra
es el recóndito temor que se cierne
desde cada palabra cargada de
antecedentes.

Así que callemos y sonríe hasta
que el miedo se suicide y deje el
mando a las caderas y las lenguas .



Related Posts with Thumbnails