Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

A LA VENTA EN AMAZON

A LA VENTA EN AMAZON
A LA VENTA EN AMAZON

jueves, 7 de abril de 2016

El paraíso encontrado (I)


Al fin descubrí en aquella bochornosa tarde de agosto andaluza, en aquel coche humeante camino hacia el averno, como si de un espejismo se tratase, la tierra prometida: brotaba tan exultante como inadvertida, siempre había estado ahí susurrándome sin desfallecer, era la vida real sin tiempos que la condicionaran o hipotecasen, el devenir de las horas más inconscientes y codiciadas por nuestro fracaso evolutivo. Allí latía puro, un oasis en medio de la marabunta, paradójicamente rodeado y protegido por su antagónica ascendencia, esa que nos acecha y alinea al resto.
Bajando el puente de Montecarmelo dirección a Cuchipanda existe una apacible y breve zona ajardinada en la que, afortunadamente, jamás he visto un vestigio humano. Sé que es casi perfecto por eso, porque sin duda una o dos veces al año unos gigantes seres alienígenas desbrozan la altiva hierba y podan los árboles y eso, sin duda, es la señal inequívoca para la vida autóctona de que la muerte no llega con el tiempo sino con quien te pueda aplastar sin ser consciente o comer para ser eterno.

Nada es lo mismo desde aquella visión. Un día, en un claro de rutinarias penitencias decidí visitarlo, observar y estudiar aquel urbanita vergel a todo ajeno excepto a lo que le llega del cielo y a mí, al fin prosélito de aquel maravilloso micromundo. Era y es un lugar en forma circular irregular de unos 20 metros de diámetro, con setos, hierba silvestre, árboles, rocas y un montículo central, lo suficiente para otorgarle la condición de realidad nacional o mundo independiente. 

1 comentario:

  1. Has hallado el Eden, no todos los nortales tienen esa posibilidad.Disfrutalo.
    Abrazos
    REM

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails