Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

martes, 1 de septiembre de 2009

El bosque (V)



Entre las ramas de uno de esos árboles de la otra orilla creyó observar la silueta de una mujer vestida de blanco. ¿Qué podía estar haciendo ahí encaramada?, se preguntó. Anduvo hasta situarse justo frente a ella, agudizó su mirada todo lo que pudo para concretarla entre las hojas, efectivamente, se trataba de una joven más o menos de su misma edad, elegante, de cuerpo sutil y rostro amable, con una gran melena de rizos negros como el tizón que parecían brotar de las ramas para culminar enraizándose en sus ideas. Por un momento pensó, lejos de cualquier lógica que ella hubiese reconocido y sorprendiéndose escandalosamente a sí misma, que lo sacrificaría todo por ser como ella, por parecer la clave secreta entre la vida y la tierra, el eslabón roto que desarraigaba a la muerte de nuestro destino.
Antes de que se le ocurriese en qué términos dirigirse a aquella joven, ésta empezó a descender del árbol casi sin esfuerzo, como si se deslizara libre de gravedad. Una vez en el suelo Eva la saludó con un "¡hola!" acabado en una sonrisa mezcla de sorpresa y admiración que acompañó al clásico movimiento alocado de muñeca y mano de cuando uno está deseoso de llegar al otro. Hola, contestó sin excesivas florituras la misteriosa mujer de blanco. Se acercó con parsimonia a la orilla del río, como si por ello, ya estuviese haciéndole un favor a Eva...

6 comentarios:

  1. Sé que los superlativos no me hacen ni más ni menos...

    ResponderEliminar
  2. Sabes, si había leído los bosques anteriores, sólo que no comenté en ninguno... pero para eso está éste texto, me deja comentar todo lo que quiera y en primer lugar ^^

    ResponderEliminar
  3. En una opinión muy personal, a mi me llegó el texto como que un humano es un bosque. Cada árbol es una idea y se entrelazan con otras, para formar un fundamento.
    Pero hay zonas pelonas. Esas áreas aunque de vida por el creciente céspes y la posible fauna son en dónde la ignorancia nos sumerge hasta quedarnos sin idea alguna.
    Las mujeres... Las mujeres las tomé como una conciencia íntegra, me parece que la de rizos negros es la parte 'mala' de la moral y Eva es la parte 'buena'.
    Eva quiere conocer a la primera porque tiene la nacesidad de ver qué tan bien desempeña su trabajo, porque la buena conducta nunca es tan buena si no se compara con la mala.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Todo un riesgo a correr...
    ¿Y si es la muerte disfrazada de bella dama?
    O...el Pecado.
    Intrigada me tienes...
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails