Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

martes, 21 de febrero de 2017

Pasión de metro (fin)

Seguimos escalando poco a poco por nosotros admirando cada curva, cada arrítmico latido, los sugerentes dobleces de la ropa, todo invitando al unísono al tacto, a palpar con avidez o, quizá, con una leve caricia, esperando que el otro hubiese desistido o, al menos, no coincidiera en el tiempo en esta actitud tan pueril como inevitable en este preciso momento.
Era irremediable dadas las circunstancias, volvimos a coincidir en las miradas, esta vez más valientes y sinceras. Ella me sonrió, le correspondí mientras desojaba enredaderas —era imposible que estuviera sin pareja… Yo llevaba unos meses saliendo con una nueva amiga… No nos conocemos de nada… Podríamos ser dos sicópatas en busca de presas… ¿Cómo, cuándo y sobre qué iniciar ahora una conversación?—. Dejamos de sonreír, después de un instante tan romántico como ese no pude evitar desnudarla, imaginar su piel a la misma distancia que entonces, apoyada sobre la pared del vagón de una forma exacta a la que tenía, sonriéndome con esa mezcla irresistible de inocencia y de misterio que hacía orbitar todo sobre ella, todo era el tiempo, el aire, el destino y la esperanza de la felicidad por encontrar una cálida estancia para dejarse llevar sin temor a los Dioses.
Una parada, ella miró desesperada donde se encontraba, era la suya, se detuvo un segundo como haciendo algo sobre la barra donde se agarraba y salió despavorida del metro dejando allí a varios moribundos entre los cuales yo me desangraba por dentro hasta ver algo escrito en aquella barra. No cambiaría el momento cuando descubrí ese número de teléfono —con serias posibilidades de ser su móvil— por cualquier otro tipo de placer emocional, incluidos los orgasmos que haya o pueda tener, con o sin ella.

Fue mi primera relación sexual consensuada en un vagón de metro y ya echo de menos la segunda, y si fuese con ella sé que arderíamos por completo en cualquier lugar fuera del aquel coagulante metro.  FIN


2 comentarios:

  1. Muy interesante esta historia que parece haber llegado a su Fin (¿?) Pero en cuestiones de Metro, nunca se sabe, es más el protagonista mismo lo considera, cuando ...ya echo de menos la segunda ..."

    Me había quedado pendiente el final, por cuestiones de vacaciones estuve alejada un tiempo, no podía perderme el ultimo capitulo y creeme me encantó.

    Abrazos

    REM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suerte o la tragedia es que la mayoría de lo bueno y de lo malo que nos sucede pertenece al azar...
      Excepto tú, que eres igual de amable siempre

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails