Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

martes, 7 de febrero de 2017

Cuentos eróticos: Lola (III)

Desistí de cualquier intento por contribuir a lo que fuese que estuviese creando aquella asilvestrada criatura, de hecho, dejarme llevar por ella ya lo consideraba como la consumación de una realidad inimaginable dentro del mejor de mis lascivos sueños que, además, coincidía con el mejor de cualquiera de mis sueños.

Reptó por mi espalda, noté la cópula y el vacío de cada poro invadido o abandonado, como cada vello se aferraba a mi piel resistiéndose a perderla. Descansó su cabeza sobre mis nalgas separándolas con su nariz como intentando enterrar algo, avanzó parsimoniosamente por ese tajo virgen y un punzante frío acuoso apareció como si su boca contara con una estalactita que iba arando y refrescando a la vez una zona desértica y baldía hasta entonces, preparándola para algo tan insospechado que atraía sin límites. Fue descendiendo, electrificó mi escroto, mi respiración expulsaba sangrientos fuegos artificiales, sonidos tan enigmáticos que ya han dejado de haber existido de nuevo. Con sus palmas en mis muslos cerró mis piernas y siguió avanzando con sus garras y su gélida boca por las fallas de mi cuerpo hasta llegar a mis talones, terminó de derramar el hielo de su boca en las plantas de mis pies, abrió sus piernas y empujando sobre mis temblorosos gemelos se sentó, me asió por los tobillos y levantó mis pies hasta hacer rozar ligeramente las plantas heladas por lo que adiviné que debían ser sus pezones, la oí suspirar como si fuese el primer aliento de un resucitado…


1 comentario:

  1. Me gustó mucho el cuento, he sentido como si una criatura casi sobrehumana se apoderaba de un cuerpo buscando una especie de éxtasis brutal. El de ambos? No sé tengo muchas dudas.

    Abrazos

    REM


    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails