Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

A LA VENTA EN AMAZON

A LA VENTA EN AMAZON
A LA VENTA EN AMAZON

lunes, 7 de enero de 2008

Pesadilla después de Navidad

Estas son mis sobras; el envoltorio que antes relucía con tensa luz propia sosteniendo la emoción del regalo que albergaba; bajo los lazos y las dedicatorias que tomaron como siempre la forma más festiva de corazones, felicidades y te quieros. Esas que ahora yacen violadas a los pies de un hediondo contenedor, que dará trabajo a seres nocturnos que estarán maldiciendo la suerte que han tenido en cualquiera de las loterías con las que el estado recauda el impuesto por mantenernos medianamente ilusionados. Cuando yo me dirija cabizbajo hacia el trabajo, eje sobre el que gira todo el aglomerado de mis frustraciones y rutinas, desterrado de todo lo que hubiese pedido a los Reyes Magos si estos no me hubiesen olvidado reiteradamente desde que les pido estados de ánimo, pensaré en ustedes, visitantes de el fin de los tiempos, breve alegría que muere súbitamente, llama de un trozo de papel donde hubo un comentario.
Terminó la Navidad, como envidio la eternidad que desprenden, aún hoy, la ilusión en los rostros de los más pequeños, jugando inconscientes por los parques y las aceras. Derramando un optimismo cada vez más efímero, que yo intento recoger delicadamente, pero aún así, se me desmorona entre los dedos del pensamiento.

19 comentarios:

  1. Hace mucho tiempo leí que para no sentirse decepcionado, solo cabía esperar aquello que dependiera unicamente de nosotros.Y créeme, son pocas las veces que me he decepcionado desde que memoricé y razoné esa frase.

    De todas formas, la esperanza nunca ha de perderse y tampoco ese poquito de ilusión que todos conservamos en nuestro corazoncito, lo necesitamos para sobrevivir.

    Un fuerte abrazo con toda la ilusión.

    ResponderEliminar
  2. ...y volvemos a empezar. Que en 11 meses otra vez el celofan y el plastico nos alegraran la vista.
    Animo.
    =)

    ResponderEliminar
  3. Afrontamos el comienzo de año de forma muy distinta. La Navidad me ha cargado la pilas y no temo volver a la rutina. El secreto, creo, está en arrojar lo accesorio y atesorar lo bueno que se haya podido recoger. Porque el optimismo no se vende; se emana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. por lo menos algùn regalo muy lindo se habrà quedado contigo. Màs que la navidad, me lleno de alegría este nuevo año, que desde el primer día lo he sentido màs liviano, y te puedo asegurar que en mayor parte es por que he puesto mucha esperanza en mi misma.
    Que tengas un lindo año!!

    pdata. Tu comentario en mi blog estaba en la entrada sobre el tabaco, alli era donde querìas que estè?

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, la esperanza es lo último que se pierde!

    Los restos de los deseos, las buenas intenciones, los anhelos... a veces sí, a veces no... c'est la vie!

    De cualquier modo la vida continúa, un día y otro y otro más... Hoy volvimos a la rutimna y todo sigue igual, parece que nada haya pasado... y pasar, ya lo creo que ha pasado!

    Cada día que pasa está cargado de vida, de experiencias: buenas, menos buenas, nefastas...
    Todo inesperado (menos mal, que si lo supiéramos de antemano!), y a lo que hay que enfrentar según va llegando.

    La vida es mucho, te da mucho y también te quita mucho!

    ResponderEliminar
  6. Que no se te aya ese optimismo navideño y que dure todo el año. Y si que es triste tirar los envoltorios de los regalos a la basura, con sus colores tan vivos....

    ResponderEliminar
  7. Habrá que confecionarse otro traje de ilusión, nuevo.

    La verdad es que estaba deseando que acabaran las fiestas...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Cuando uno cree que ha terminado un año no habria de ponerse feliz, por que empieza uno igual de largo. O es bisiesto? Yo me acerque mas a mi mismo.

    ResponderEliminar
  9. Hola,
    Yo pienso que cada vez más la Navidad se está quedando una mera campaña publicitaria. No sé, cada vez se vive con menos ilusión, como un mero trámite... Los niños ya no disfrutan, como lo haciamos antes(y eso que nací en los ochenta...).
    Un saludo de un lector nuevo.xd

    ResponderEliminar
  10. Todo pasa y todo queda, dijo el poeta
    ;)

    ResponderEliminar
  11. que seria la vida sin magia e ilusiones...? romper lazos y papel..poder apreciar la sonrisa de caritas angelicales..que todavia ignoran la complejidad de la vida..no seria capaz de romper esa magia..seria inhumano que no me sintiera feliz por tradiciones..en el mundo pasan episodios terribles..pero bueno somos parte de un gigante vagon..donde no podemos salvar ,curar,dar de comer,solo nosotros...pero en cambio si todos nosotros unimos los eslabones..lograriamos...insospechables triunfos ante los demas hermanos que ..juntan los desperdicios de una ciudad..lustran botas en un anden..y podriamos ser un Santa...solo es unir esperanzas y comenzar la obra ya!! Animos...la vida siempre nos depara hermosas sorpresas..cambia el lente de tu optica y comienza regalando sonrisas dia a dia sin importar si la retribuyen..alguien agradecera tu sonrisa..quizas sea la unica que le han regalado en a#os....
    un abrazo!!

    ResponderEliminar
  12. hola.. aqui yo devolviendo la visita y dandote las gracias.

    muchos saludos!

    ResponderEliminar
  13. Pues yo agradezco mucho "la vuelta a la normalidad"...tanto buenas intensiones...sin duda no son buenas...je je je

    ResponderEliminar
  14. La decepción es de uno solo y hay que aprender a lidiarla.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. La evanescente melancolía es el pecado donde la adultez esconde su depresiva añoranza.

    ResponderEliminar
  16. Me gustó... Ese aire de melancolía, ese "optimismo efímero", me trae viejos recuerdos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Vaya... que bien escrito!!! me ha encantado leerte llegando aquí por casualidad. Me ha dado muchísima pena que se terminara la Navidad, pero no podemos dejar que se lleve todas las ilusiones!! (solo las justas)

    Besiños dsd Pontevedra

    ResponderEliminar
  18. Yo espero y temo cada Navidad. Esta ha pasado con honores, con medallas de hielo.

    La lectura de tu texto ha enterrado lo que aún quedaba de ella en mí. A ver que tal la próxima.

    Un abrazo y adelante compañero.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails