Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

jueves, 21 de febrero de 2008

Los Esenios y Jesucristo



No soy precisamente un erudito en temas religiosos, de hecho, para no estresar la armonía de mi piara de neuronas, no me permito el lujo de profundizar en nada que pueda plantearme en un futuro una pregunta existencial. Aún así, a veces, no puedo evitar saciar cierta curiosidad sobre las paranoias del hombre a lo largo de su existencia, convertidas en sobrecogedoras historias gracias a la erosión del tiempo, las interpretaciones partidistas y la exageración.
Esto es lo que más me sorprendió, intentando adivinar algo sobre los esenios, secta judía, para algunos, guías espirituales de Jesucristo.
Las sectas judías activas mayoritarias en aquellos tiempos eran: los Esenios, los Saduceos, los Fariseos, y los Zelotes.
Los Esenios se autodenominaban con varios nombres; cada uno para definir sus diferentes misiones, a veces como "Los Electos" o "Los Justos Escogidos" refiriéndose a la Elección de Israel en el Monte Sinaí.
Llevaban un modo de vida virtuoso, en una comunidad que para muchos sería la semilla del cristianismo. Se dedicaban a las tareas agrícolas, a la oración, y al estricto cumplimiento de la ley de Moisés.
Esperando al Mesías se adentraron en el desierto para seguir "puros" al menos ritualmente puros, y continuar así fieles al Pacto.
Lo que la actual Biblia no nos enseña con respecto a la vida de Jesús, es el por qué literalmente desaparece desde los diez hasta los treinta años.
Según los Esenios, en este período de tiempo Jhasua ascendía a sus santuarios, hecho que repitió constantemente, ya que los sabios debían guiar su espíritu en los primeros años de vida.
Con el paso del tiempo, Jhasua, debe aprender a utilizar el increíble potencial espiritual que posee, dedicándose a estudiar las escrituras custodiadas celosamente por los Esenios, de miles de años de antigüedad. Fue cuando descubre sus anteriores encarnaciones, también su misión entre los hombres en un futuro próximo, y por supuesto, sabía perfectamente cual sería su trágico final.
Según el manual de disciplina de los Esenios, hallado en las cuevas del mar muerto:
"El origen de la Verdad está en el Lago de la Luz y el de perversidad se encuentra en la Fuente de Oscuridad, todo aquel que practica Justicia está bajo el dominio del Príncipe de Luz y camina por el camino de luz; todo aquel que practica perversidad está bajo dominio del Ángel de Tinieblas y camina en el camino oscuro"
Los Esenios ocultaron en un monasterio budista del Tíbet el Evangelio de los Doce Santos, uno de los documentos cristianos más antiguos que existen.

Yo me quedo con este dicho de origen Hebreo:
"Más vale salvar el alma que conquistar el Mundo"

Fuente principal: El olivo

15 comentarios:

  1. Partiendo de que el alma sea algo que no tenga porqué sobrevivir a la muerte del cuerpo... mantenerla salvada hasta entonces puede llevar a una intimidad con uno mismo que esté a años luz de la de personas en la que su estructura mental sea fácilmente envenenada con cualquier instinto retorcido, perverso o demasiado egoista... por lo tanto abogo a que vale la pena la "espiritualidad" como medio de llevar mejor vida, si no incurre ésta en provocar los citados instintos.

    Por lo tanto comparto admiración por la frase que mencionas: "Más vale salvar el alma que conquistar el Mundo"

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Quiero decir que me quedo con lo de más vale salvar el alma que conquistar el mundo.

    ResponderEliminar



  3. "Más vale salvar el alma que conquistar el Mundo"


    Al igual que el resto, esa frase es genial... la pensare siempre.


    ResponderEliminar
  4. Se dice que Jesús también desapareció desde los 10 hasta los 30.
    El mundo se conquista a través de las almas. No obstante me identifico con esa frase que me quedó.

    Besitos amistosos!

    ResponderEliminar
  5. Hola
    Interesante post..
    Más vale salvar el alma que conquistar el Mundo....me gusto...
    Que pases un lindo fin de semana..
    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  6. Me quedo con tu frase y te agrego esta: "A las puertas del cielo, primero yo que mi padre". Feliz fin de semana y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Lanobil, encantada de seguirte leyendo, has variado los temas y eso hace de tu blog, algo
    estimulante para leer.

    Me gusta.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Buen artículo, desconocía esta parte de la historia.

    Me daré una vuelta por tu blog, parece interesante.

    Un saludo.
    Hibris

    ResponderEliminar
  9. mire usted... no sabia nada... pero me resulto muy interesante...
    Yo creo que las bases las religiones son el ocultamiento de los hechos que no se modelan, por decirlo de alguna manera, o sus formas de vida y sus enseñanzas...

    ResponderEliminar
  10. yo tampoco conocía mucho esta parte de la historia.....

    ybueno, qué hizo entonces Jesús?

    ResponderEliminar
  11. Sería interesante la posibilidad de establecer en extraña mescolanza el cristianismo y el budismo. Sería casi inconcebible pero increiblemente motivador que hoy día pudiese convivir con nosotros una de las reencarnaciones de Aquél Jesucristo... Igual algún neotemplario se encuentra en su escolta para protegerlo de los oscuros intereses que querrían de nuevo crucificarlo.
    Yo de momento me quedo la frase que Jaume Perich dijo una vez, con toda la razón del mundo:
    "No sólo es más fácil que entre un pobre en el cielo, sino que también tiene muchas más posibilidades de hacerlo antes".

    ResponderEliminar
  12. Interesante lugar y activa un poco el pensamiento.

    ResponderEliminar
  13. Si el alma es una gota de dios en nosotros que poder tenemos nosotros para salvar esa alma...... eso solo dios lo puede hacer..

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails