Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

A LA VENTA EN AMAZON

A LA VENTA EN AMAZON
A LA VENTA EN AMAZON

lunes, 4 de febrero de 2008

Un cortijo andaluz: Gumersindo el porquero (IV)

… De repente salen de un antiguo salero reconvertido en oficina de control para la campaña de espárrago, y finalmente abandonado al ostracismo, como la propia campaña, una gallina perseguida por trece perdigones en fila india y a paso ligero, últimamente la oficina se utilizaba de incubadora para todo tipo de pájaros, perros conejos y demás fauna cortijera potencialmente comestible, útil o digna de disfrute.
Aún recuerdo la sal petrificada del año anterior haciendo del cuarto una pieza maciza, que había que desmoronar a base de pico y maldiciones escupidas cada vez un fragmento salino te sorprendía con los ojos o la boca abierta. Con anchas palas se llenaban las espuertas que más tarde se subían mediante una soga y una polea a un pilón elevado, que contenía un mecanismo de batida a base de palas para preparar la salmuera en su justa concentración, después, con la ayuda de la gravedad acabaría como líquido amniótico albergando a las olivas dentro de un bidón.
El trío del cortijo tenía ante sus ojos lo que podría ser la prueba definitiva que determinase la condición o no, del perro del porquero como arma de destrucción masiva.
Todos pensaron lo mismo, al unísono, pero nadie agregó una sola palabra a esa asombrosa reflexión colectiva, excepto Gumersindo que acabó la expectación preguntándose ¿a ver, a ver?...

8 comentarios:

  1. Gracias por pasarte por mi blog, yo me he pasado por el tuyo con muy poco tiempo, pero volvere parece interesante.
    Bye

    ResponderEliminar
  2. La vida en el cortijo andaluz, es demasiado peculiar, para compararla con ninguna forma de vida en otro lugar existente del globo terráqueo.

    Los aceituneros y su campaña en las almazaras, ese aceite que es oro líquido, incomparable con nada...

    Saludos!:)

    ResponderEliminar
  3. -Truly, Gumersindo ya te conoce.
    -Lauryna, me encanta que te lo parezca.
    -Sibyla, en este caso eran aceitunas de mesa, pero lo has definido perfectamente.

    ResponderEliminar
  4. Vaya qué sorpresa!. Como soy nueva he tenido que leer las otras partes anteriores del tal Gumersindo y me he quedado enganchada. Muy buena la narración en sus descripciones. No me quedará más remedio que seguir paseando por aquí para continuar la historia.
    Un cordial saludo desde la calurosa Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya, vaya, Lanobil!

    No imaginé que encontraría textos tan bien trabajados. Leí varios, uno tras otro, y la verdad, salí ganando.

    ¡Besos admirados!

    ResponderEliminar
  6. Genial este Gumersindo.
    me has dejado enganchado con su personalidad.

    Un saludo y gracias por tu visita.

    ;)

    ResponderEliminar
  7. -Grace, Gumersindo se alegrará de que te su historia te enganche.
    -Nocturna, ganamos los dos, gracias.
    -Pedro, a mí también me atrapó su personalidad.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails