Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

jueves, 9 de diciembre de 2010

Adiós


Hasta el adiós más inquisitivo
alberga un quizás reminiscente y
otro utópico: dejar de sentir, de
recordar, de creer a conveniencia:
ideal evolutivo, como tus manos
cuando me aferran.
Abruptamente, con disonancias
ensordecedoras pero, aun así,
nadie diría, leyendo este adiós
casi epitafio; este diario apócrifo,
que me amas, que os amo:
sin reservas ni medida, sin saber
gestionarlo, como tus manos cuando
me
alejan.

4 comentarios:

  1. Moriré en Buenos Aires, será de madrugada,
    guardaré mansamente las cosas de vivir,
    mi pequeña poesía de adioses y de balas,
    mi tabaco, mi tango, mi puñado de esplín.”

    Horacio Ferrer

    ResponderEliminar
  2. Un adiós tristemente hermoso.
    Te dejo un cordial saludo berlinés.

    ResponderEliminar
  3. Precioso poema. Me ha gustado. Un saludo y feliz solsticio de invierno. :)

    ResponderEliminar
  4. feliz navidad y todo lo mejor para ti y familia

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails