Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

A LA VENTA EN AMAZON

A LA VENTA EN AMAZON
A LA VENTA EN AMAZON

lunes, 3 de septiembre de 2012

Las aventuras de Pablo en el faro. Las salamanquesas (II)


 
 
El camino se bifurcaba en dos ramales, el de la izquierda conducía en primavera entre azahares y esquimo hasta el pueblo, el de la derecha, flanqueado por majestuosos cipreses que peinaban el cielo, nos llevaba como levitando hasta la gran cancela del camposanto. El olor y la quietud, sutilmente agitados por la brisa, hacían que las salamanquesas de aquel lugar fuesen especialmente confiadas. No solía pasar mucha gente de noche por allí, tan sólo Juan el sepulturero cuando se le olvidaban las llaves de su casa o la cartera. Después de su parada en el bar “Los resucitados”, tenía por costumbre registrarse para comprobar que, con el efecto del vino, no se dejaba nada olvidado en la tasca. Así lograba cubrir también el despiste de su actividad sobrio y sobrevalorado.
Dos grandes faroles de forja estilo colonial iluminaban la entrada, de uno a otro se podía leer, en solemnes letras de azulejos negros que daban sentido al arco de medio punto donde se enmarcaba la barroca cancela, “CEMENTERIO”. Como si pudiera tratarse de otro lugar. Antes de llegar se pararon en uno de los bancos que había entre los cipreses para preparar las herramientas. Pablo llenó la pistola de agua, hizo un ensayo para comprobar que estaba en condiciones óptimas, agujereó la tapa de la caja de zapatos para dotarla de ventilación, finalmente sostuvo el gran palo del caza reptiles para que su padre pudiese  examinar el buen estado de la red. Todo estaba perfecto, incluso se podría decir que hasta la noche, con todo el misterio que contiene, estaba predispuesta a  pasar a la acción. Pedro cogió el caza salamanquesas y se lo pego al cuerpo para disimularlo, se acercó a la verja lentamente sin hacer ningún tipo de aspaviento ni de ruido. Pablo iba siguiéndolo como si fuese su sombra, todo para no romper aquella armónica soledad reinante. Dos grandes reptiles dominaban la entrada,

2 comentarios:

  1. Hola

    Me llamo Thania y me ha encantado su blog! Tienes unos post muy interesante, se nota que le gusta y le apasiona redactar, se ve reflejado en la calidad de sus posts,por ello me encantaría contar con tu sitio en mi blog, para que mis visitantes entren a su web y obtenga mayor tráfico de visitantes,si estás de acuerdo házmelo saber.

    Saludos
    Thania

    ResponderEliminar
  2. -Thania, sería un honor para mí formar parte de tu blog. Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails