Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

viernes, 28 de septiembre de 2007

El destierro



Nunca me siento más desterrado de ti
que cuando olvido lo que callas,
y sólo atiendo a la fría ambigüedad
de las palabras autocensuradas
que por mí regurgitas acariciadas.

No es fácil la simbiosis entre tus fieles
expectativas y mis egocéntricas soledades.
Lo sabes muy a pesar mío, amarga fruta
te ofrezco a cambio de arte.

Perdóname otra vez y volverás
a padecerlo, y te amaré aun desde el
olvido,
en la fría celda donde violo al silencio
intentaré perpetuarte sombra.

No dudes jamás en zarandear las
invisibles ramas que nunca me
florecieron imaginándote, están ahí,
latentes, aletargadas en la mediocridad
de esos días invisibles.

Siempre han estado; delicados brotes que
sólo atienden al abono de tus grandes ojos
marrones; para nacer alimento, colores,
sonidos y sabores; con el único fin de
de saciar cada impulso de tus sentidos,
y redimir así las feroces ausencias
que mi amor te inflinge.

16 comentarios:

  1. " No dudes jamas en zarandear las invisibles ramas que nunca me florecieron imaginandote ,estan ahi latentes"

    asi debe ser cada ser humano ...cuando alguien llega a nuestra vida..dejarle saber que es irrepetible..!! en la distancia un sincero abrazo!

    ResponderEliminar
  2. A mí también me infligieron feroces ausencias... tan feroces que acabaron con el amor y la vida. Es una hermosa poesía.

    ResponderEliminar
  3. A mi su ausencia me está matando!!

    Un beso Lanobil!

    ResponderEliminar
  4. las feroces ausencias
    que mi amor te inflinge... Me ha gustado especialmente.

    ResponderEliminar
  5. Bonito poema, bonito blog. Gracias por pasar por el mio. No punde evitar fijarme en cuantas ciudades has visitado, me da envidia de la buena :D. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Otro rincón donde poder saborear el buen gusto

    Un saludo

    ¡Gracias por la visita!

    ResponderEliminar
  7. Miles de ausencias acompañam mis llegadas, las siento, suavizo y me entrego en el saber del encuentro.
    Besos.
    Cuidate.

    ResponderEliminar
  8. gracias por visitarme y por tu comentario. Te seguiré leyendo, muy agradable encontrar este tipo de poesía que se respira tan bien-

    ResponderEliminar
  9. Una huella de ti. en cada poema de alegría, de emoción y sobre todo de sensualidad.

    Encantador

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Llego a tu orilla desde la mía, agradeciéndote la visita y la invitación que me hiciste.

    No es la primera vez que llego hasta aquí, en cualquier caso, y siempre es un deleite regresar al sereno apocalipsis de tus letras.

    Hermoso el poema... Como suele serlo el amor, ausente y presente. Como suelen serlo las propias presencias y ausencias del amor.

    Regresaré desde mi orilla, en la que te enlazo, con tu permiso. Y en la que eres bienvenido, cuando así lo desees.

    ResponderEliminar
  11. En primer lugar, gracias por entrar a mi pequeño espacio, como el tuyo, lleno de poesía. A vos te pesa más el sentimiento de la ausencia, o del desgaste del tiempo, pues es lo que me ha parecido sentir en estas dos últimas entradas. Gran lírismo. Yo soy poeta, me siento poeta, pero poco puedo ofrecer más que un criterio subjetivo. Afirmación de ser poeta con la boca pequeña, no por orgullo, sino porque es lo que siento. Es como si el yo desterrara cualquier otra idea por no ser tan permanente como la que tienen las palabras en mi vida.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails