Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

A LA VENTA EN AMAZON

A LA VENTA EN AMAZON
A LA VENTA EN AMAZON

viernes, 21 de septiembre de 2007

Un cortijo andaluz: Francisco el de la huerta (III)

…Interrumpiendo uno de los improperios en forma de lamento donde Antonio recordaba el origen bastardo de todos los antepasados de su inquisidora muela, Francisco se atrevió a recomendarle una posible solución para atajar de raíz su calvario. Nos reveló como un día, hace ya muchos años, tantos que casi era joven y sin manchas oceladas en la piel, recogiendo algodón una mañana de septiembre y bajo los efectos paranoides de un insoportable dolor de muelas, decidió, desesperado, tomar un trago del gas-oil que en garrafas llevaban los tractores que transportaban los remolques, llenos con los sacos de algodón y sudor recolectados a mano por el pueblo andaluz. Mantuvo el combustible bañando la pieza endemoniada durante varias horas, alentado por la reacción analgésica que fue provocando. No se lo podía creer, poco a poco el dolor fue remitiendo hasta desaparecer casi por completo, que de hecho, era el estado habitual de salud de su boca. Al otro día, con el corazón aún manifestándose sobremanera en su escalonada dentadura, repitió el tratamiento, y fue descubriendo mientras trabajaba cual debía ser su correcta dosificación. Francisco nos aseguró con el convencimiento de un resucitado, que al cabo de una semana manteniendo durante varias horas en cada jornada el gas-oil rodeando la muela, el dolor desapareció por completo, y que jamás volvió a resentirse de ese impío mal…

17 comentarios:

  1. Interesante relato mi querido Lanobil.

    Las historias dejan de serlo cuando la realidad envuelve la fantasía acumulada en la imaginación.

    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  2. Ahhh!! =|

    Vaya!... me ha sorprendido eso de automedicarse sin conocer a ciencia cierta las reacciones secundarias que su "cura" puede costarle :S

    Excelente estilo de relato :)

    ResponderEliminar
  3. Volvieron tus relatos mágicos... me encanta poder disfrutar de ellos!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Con una cerilla hubiera sido un estupendo escupefuego.

    Preciosas fotos de las Tierras Castellanas.
    Bienvenido.

    ResponderEliminar
  5. es bueno recoger viejas historias y que revivan.
    un saludo

    ResponderEliminar
  6. Halo, Ianobil!
    Hijo de my querida Sevilha!
    Tu trabajo es un trabajo muy bueno.
    Tu haces la historia muy bien con una buena acumulación de fantasía y realidad que hace con que tu historia sea perfecha.
    Tiene un buen fin de semana y muchos abrazos para a mí Sevilha, tierra aonde la Andalucía tiene mucha luz.
    Hasta siempre

    ResponderEliminar
  7. Interesante relato.
    Te debía una visita y algo me dice que pronto vuelvo :)
    Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  8. Lanobil:
    Entro como anónimo debido a mi craso desconocimiento de las técnicas contemporáneas. Me ha encantado tu blog. La narración de las cuitas de Francisco el de la huerta y su estupenda automedicación, es excelente. Es un muy buen relato en clave de humor. Un nuevo saludo, esta vez desde tus amplios solares.
    Eduardo Casanova (Literanova)

    ResponderEliminar
  9. -Angélica, tan interesante como Francisco
    -Bettina, la desesperación nos hace recurrir incluso a curanderos de pacotilla.
    -Evan, siempre tan amable y sincera
    -mamc, no le des ideas, es capaz de usarlas como remedio para para la sordera.
    -corazón, feliz y floreada primavera tengas
    -Gaia56, reviven porque tú las atiendes
    -Miguel, el ingenio y la locura
    -Hasta pronto David, gracias por tus halagos.
    -Luz, ese algo que te dice que vuelvas tiene ganado el cielo y la tierra
    -Eduardo, esta es tu reino, aquí en España

    ResponderEliminar
  10. Hola, te informamos que TU BLOG HA SIDO ACEPTADO en Blogueratura
    Al actualizar, recuerda siempre introducir la url comenzando con http://
    Cualquier problema con tu cuenta escribe a esta dirección (blogueratura@gmail.com).
    No olvides poner un botón de blogueratura en tu blog para que tus lectores conozcan el proyecto.
    Puedes también copiar la lista de los últimos actualizados dentro de tu blog.
    Blogueratura cuenta con una sección llamada "el artículo quincenal" donde todos los miembros del proyecto pueden escribir, sólo manda a esta dirección un artículo –que no sea cuento ni poema- de no más de 2 cuartillas, junto con una imagen para ilustrarlo. Podrás participar las veces que quieras. Los textos se enlistan y se van publicando conforme van llegando.
    También hay una sección que es el blog quincenal donde reseñas un blog que creas que es bueno. Esa reseña sí será revisada por los coordinadores del proyecto y será o no publicada de acuerdo a sus criterios.
    Gracias por seguir publicando la palabra

    ResponderEliminar
  11. vaya, jeje, por mucho que nos estén subiendo el combustible siempre es más barato que acudir al dentista, jeje, aunque no sé yo hasta qué punto se puede soportar el gusto del gasoil en la boca...
    un saludo

    ResponderEliminar
  12. DEvolviendo la visita...

    Me gusto este relato... hacer las cosas sin mirar las consecuencias?? desesperación quizás...

    Seguro estará pasnado por acá...

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  13. Hola:
    MUY LINDO EL RELATO, TIENES UNA FORMA DE REALTAR MUY BUENA, QUE NO MUCHOS PUEDEN.
    SBS, TE AGRADESCO Q HAYAS VISITADO MI BLOG Y DESDE AHORA CUENTA CON UNA NUEVA SEGUIDORA DE TUS RELATOS Y UNA NUEVA AMIGA.

    XOXO

    EN LA OTRA VIDA.... CUANDO SEAMOS GATOS

    ResponderEliminar
  14. Un hecho tan cotidiano como un dolor de muela puede, Lanobil, servir de pretexto para un texto como este, que compartí en Astrolabio-jsa. Abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hola ¿como te va? encantado de saludarte y volver a estar en tu blog
    saludos.
    santiago(rudo-poeta)

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails