Poesías, relatos, cine, música... Mi jardín en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

lunes, 22 de octubre de 2007

La pasión y la realidad (II)

…una indiferencia absoluta y abismal. Apoyó sus manos en el piecero de madera para que su inflamado peso no lo denunciara, quería ayudarse de la confusión que genera un ataque por sorpresa para evitar cualquier conato de retirada. Alternaba con sus labios y con su vasodilatada lengua breves roces y ausencias, suave y parsimoniosamente recorría sus pies, que desprendían un salvaje aroma a sudor joven y a chanclas. En cuanto tomó las rodillas, ella se estremeció, alentado por esa prometedora reacción invadió el colchón a gatas mientras besaba a discreción todo lo que oliera a carne contenida y a piel a punto de sublimarse. Creyó desmembrarse en cuanto colonizó sus nalgas, alguna que otra parte de su cuerpo no estaba dispuesta a soportar la cadencia impuesta por el cerebro y sus paranoias baratas.
Fue cuando la tensión acumulada por él, al contacto con las palabras que ella atinó a clavar en sus entrañas mientras bostezaba, crearon el purgatorio más cruel que para un hombre en sus circunstancias, pudiese alguien llegar a imaginar.
Estoy cansada, dijo sin la menor importancia, y además me he puesto mala, dos motivos tan razonables para una honrosa retirada, como apocalípticos y alentadores para suicidarse. No sólo me matas, también me condenas a errar a tientas, me niegas sin pudor la resurrección al alba. Sumido en un infarto de músculos y tactos, me despido de la exhuberancia de esas malditas sombras que nacen, aún cuando dormitan tus venas en calma, sobre mi cama.

11 comentarios:

  1. Puede una mujer ser tan indiferente??

    Que pases un buena semana...

    ResponderEliminar
  2. Y bueno, los hombres tampoco son ningunos santos... el que esté libre de indiferencia, que lance el primer desprecio.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. -Evan, no se trata de indiferencia, sino de cansancio y molestias.
    -Bienvenido, Mondo gitane
    -Miguel, no deja de ser normal
    -Mallen, por supuesto que no, nadie está libre de indiferencia, yo no generalizo, es sólo una historia en concreto.

    ResponderEliminar
  4. Hola, esta chido tu blog. =)

    Voy a pasar más seguido por aqui. :D

    ResponderEliminar
  5. Mira, yo que soy un gato y que tengo sólo año y medio, tengo que decir que eso del cansancio no va conmigo, también es verdad que duermo unas dieciseis horas al día.

    Y de lo demás ni hablo, que estoy castrado :-)

    ResponderEliminar
  6. Que bella manera de relatar, tu uso de imágenes es genial. Me gustó.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Que bien pintada la situación...

    Hay que admitir que a veces nos perdemos algun buen momento... Y para colmo herimos de abandono al otro...

    Beso
    M

    ResponderEliminar
  8. Pues a mi no me parece indiferencia ...si no una situación vital normal .Un post con un sentido sensual y erótico , aunque no acabe en nada :) pero bien sugerido

    ResponderEliminar
  9. Muy sensual y a la vez frío al final; me ha dejado una sensación de situación bastante real.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails