Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

lunes, 1 de diciembre de 2008

La historia más triste de la historia (VIII)



...A medida que fueron llegando formaron un lúgubre coro de fieles alrededor de su guía espiritual. Nadie osó razonar los motivos por los que un árbol tan vigoroso y sano se había precipitado con tanta precisión como alevosía sobre el débil cuerpo terrenal del religioso. El tronco del árbol quedó soldado al del discípulo del papa, dejando entrever sólo la parte sobrante de su sotana. Sus brazos abiertos yacían aleados bajo gruesas ramas. No hubo forma humana ni divina de separarlos, tomaron la determinación de intentar levantar los cadáveres con la grúa municipal; amarraron la rama más gruesa al gancho, el vehículo salió despacio, y a medida que avanzaba el árbol se fue girando hasta quedar enfilado con el coche, y con Don Jesús, al fin, boca arriba. Al levantar todo lo posible la copa del roble se pudieron oír silbar entre las nucas una sarta de escalofríos y lamentos. La imagen era radical y lamentablemente familiar; la crucifixión tal y como todos imaginábamos, incluso le resbalaban algunas gotas de sangre desde la frente hasta el resto de su magullada cara. Los más creyentes se presignaron mirando al cielo, y arrodillándose en el claroscuro suelo pidieron clemencia a Dios. Hasta el más ateo se convirtió de inmediato, la casualidad no podía gestionar tanta maldad, así que si satanás estaba esa noche merodeándolos con su pesadumbre, sería segura la existencia de un salvador al que las personas humildes y buenas pudieran pedir misericordia.
Yo también miré al cielo desde mi ventana, pero buscando alguna señal inequívoca que explicara el por qué todo lo macabro que se concentraba en aquellas negras horas parecía manar de María. Pero el cielo nocturno parecía una imagen detenida, un cartel de ciencia ficción que estaba poco a poco atenazando a la vida...

8 comentarios:

  1. Una vida de ciencia y ficción aunque yo diría más, una vida en la que se mezcla con alevosía la fé con la realidad pura y dura, creo entender que eso es lo que has querido dar a entender con el relato tan finamente explicado.
    Dos mundos completamente diferentes pero unidos a la vez. Es eso??

    Bueno sea lo que sea eres un genio escribiendo Antonio.

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. ¿Caprichos y bromas del destino?

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. -Someone. Una vida sometida a un fantástico y fanático manto de astros.
    -Lisebe. Todo lo que entiendas es, o será, después de que yo lo lea. Gracias por profundizarme.
    -Quymera. No creo que el destino se ensañe con esta gente de esa manera. Pero yo sólo cuento, no tengo las respuestas. ¡Ojalá!

    ResponderEliminar
  4. Tendrá el cielo la solución?
    o solo es el antojo de satanás?
    Apoyo la afirmación de lisebe; eres un genio escribiendo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Muuy bueno el texto. Mística moderna. Un aplauso.

    Enhorabuena por tu libro! Esta semana iré a la casa del libro para comprarlo.

    Un saludo

    Jesús Omínguez

    ResponderEliminar
  6. ay! la vida! decía un amigo mío... como saber cual es la verdad y cual no... sólo vivirla, siempre es una aventura de ciencia ficción... besos

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails